¿Pensabas que ser una deidad era fácil? Pues escalar por la jerarquía divina no lo es: tienes que hacer méritos entre los humanos para que te adoren y resolver los celos, rencillas y viejas deudas con las demás deidades. Inmediatamente después de la primera temporada, nos adentramos en el complicado pasado entre Yato y la deidad de la guerra Bishamon.

Subtítulos gracias a dulcita228, airisa y subeteorimono