Lee Jae Ha es el príncipe heredero surcoreano, apuesto y materialista que no se preocupa por las leyes y que se enamora de Kim Hang Ah, una agente de las fuerzas especiales de Corea del Norte.